SPARTACUS – VENGEANCE: Wrath of the Gods

SPARTACUS – VENGEANCE: Wrath of the Gods

Un molesto y decepcionado Spartacus se encuentra al mirando a los suelos desde lo alto del monte vesuvius, y una amorosa Mira se acerca a él haciéndolo sentir mejor. Cuando de pronto llega Crixus informando a Spartacus que un puñado de sus hombres habían descendido el monte para abrirse paso por su cuenta.

Spartacus, Crixus, Gannicus, Agron, Mira y otros arqueros fueron en rescate de aquellos hombres que habían bajado para abrirse paso, pero se toparon con la pequeña pandilla que formo Ashur y un grupo de soldados romanos. Esta pequeña batalla termino con la trágica muerte Mira. 

Las ultimas palabras que intercambiaron fueron:

Spartacus: … siempre encuentras las palabras, para alejarme de la ideas oscuras.

Mira: Un talento por el cual rezo para tu próxima mujer.

Spartacus nunca le dijo cuanto significa ella para él, y Mira nunca pudo ocupar el lugar que tenia su esposa en su corazón. En lo alto del monte cuando Naevia asegura que Mira esta muerta, Spartacus mira aquel que guió a pocos rebeldes para abrirse paso y lo golpea hasta caer al piso. Pero este le grita que ella murió como una guerrera y no como ellos que morirán de hambre y frió, allí en lo alto del monte vesuvius.

Spartacus llama a la unión de todos los rebeldes – tiempo del discurso del líder – y que juntos van a luchar para derrotar a Claudius; mas de las sombras sale Oenomaus apoyándolo en todo sentido. Esa misma noche en una carroza Lucretia le hacia una confesión a Ilithya, Ashur le había pedido la ludus de Batiatus y su mano en matrimonio a Claudius, y este había aceptado; Ilithya le promete que hablara con su marido y lo convencerá para que ambas vayan a Roma para vivir como amigas y confidentes.

Al otro día Gannicus y Spartacus liman asperezas en su totalidad, ambos deciden pelear hombro con hombro para acabar con las fuerzas de Claudius.

En las oficinas de Claudius, que quedaban al pie del monte vesuvius, Ilithya platica con su esposo tratando de convencerlo que Lucretia la acompañe a Roma, pero este se niega afirmando que había hecho una promesa a Ashur y este se había convertido en su hombre de confianza, pero ella le muestra el brazalete de Seppius, que demuestra que su “hombre de confianza” no acato una orden directa que fue dada por él.

Ilithya sale de los cuarteles de Claudius con una sonrisa en el rostro, haciendo referencia a que su esposo había aceptado su propuesta, de esta manera se lleva a Lucretia con ella pues no estaba condenada a ser la esposa de Ashur. Acto seguido aparece Claudius y encara a Ashur el porque de su desobediencia, pero este no se deja menospreciar y alerta a su pandilla para armarse, así que amenaza a Claudius que sin su pandilla no podrían atrapar a Spartacus, ademas su pandilla solo lo obedecían a él y nadie mas.

Claudius se acerca a la pandilla y les hace una propuesta que no pueden rechazar, tanto así que el propio Egipcio coge por el cuello a Ashur haciendo que se arrodille frente a Claudius, este le perdona la vida con una condición que vaya a hablar con los rebeldes y haga que se rindan, por las buenas.

La llegada de Ashur a lo alto del monte vesuvius causa mucho revuelo entre los rebeldes, este les informa que es mejor que se rindan pues el ejercito de Claudius es inmenso, Crixus no aguanta mas las palabras de Ashur y decide retarlo pero es detenido por Naevia, ella decide luchar contra Ashur y vengarse por si misma por todo lo que le hizo. Ambos pelean pero Ashur predomina por ser mas fuerte que Naevia, al final ella termina de rodillas enfrente de Crixus y Ashur tenia una sonrisa en los labios, pero casi de inmediato ella se levanta, golpea a Ashur y es este quien termina degollado.

Al anochecer Spartacus, Crixus, Gannicus y Agron deciden bajar con las cuerdas que habían creado, para que de esta manera puedan sorprender a los soldados romanos que hacían guardia. Poco a poco los cuatro gladiadores se van abriendo paso hasta llegar a las catapultas, una vez allí envían una señal de fuego para que pueda ser visto por el resto de rebeldes que estaban en el monte vesuvius, mientras utilizan las catapultas para sorprender a los soldados romanos.

Claudius Gaius Glaber y su ejercito, entre ellos la pandilla de Ashur, se encuentran frente a frente con los cuatro gladiadores, Gaius los mira y grita: “MATADLOS…!!!”, pero casi de inmediato aparecen los rebeldes que habían bajado del monte, encabezados por Oenomaus, y van a batallar contra los soldados de Glaber, iniciando así una batalla épica.

Mientras en la casa de Batiatus, la hermosa Ilithya había entrado en labores de parto, pero se encontraba sola en casa y el medico se había ido al pueblo de Capua, de pronto entra en escena Lucretia y asesina a la esclava que estaba cuidando de Ilithya, informándole que ahora solo quedan las dos en casa.

Aquí se encuentra una escena un tanto fuerte, Lucretia abre el vientre de Ilithya y saca a su hijo, pese a que no se ve explicitamente pero se sobre entiende. Lucretia va hacia el acantilado con el bebe en brazos e Ilithya tras de ella arrastrándose en el piso dejando rastros de sangre.

En el campo de batalla seguía el derramamiento de sangre, los soldados romanos eran mayor en numero pero los rebeldes eran mas fuertes, así que Claudius y sus soldados emprenden retirada. El Egipcio se mide con Gannicus y empiezan a pelear, ambos son fuertes pero Gannicus cae al piso y en el preciso momento en que el Egipcio queria herirlo, aparece Oenomaus y pelea contra él. Oenomaus es más fuerte pero en un descuido recibe la estocada de las dagas del Egipcio en su estomago, Gannicus se levanta furioso y asesina a el Egipcio.

“Me voy a los brazos de mi mujer. Te daremos la bienvenida en la otra vida, mi hermano”. – Últimas palabras de Oenomaus a Gannicus.

Oenomaus muere en los brazos de su querido hermano Gannicus, las “fuerzas” de Claudius se refugian en el antiguo templo que antes fungía como escondite para Spartacus y sus rebeldes. Los soldados romanos no pueden evitar que los rebeldes ingresen, y poco a poco van quedando menos soldados romanos, Spartacus se abre paso hasta llegar a un muy sorprendido y temeroso Claudius Glaber.

Ilithya alcanza por fin a Lucretia y le ruega que le devuelva a su hijo.

Ilithya: Por favor… por favor…

Lucretia: Quintus siempre quiso tener un hijo… Gracias a ti, tendremos uno.

– Lucretia cae al abismo con el hijo de Ilithya en brazos – 

Ilithya: No.

– Ilithya cae en la arena llena de la sangre y sudor de los gladiadores –

Spartacus y Claudius se encuentran luchando con todas sus fuerzas, chocando espada con espada hasta que ambas fuerzas quedan estancadas. (Por ser la escena final, con la que se cierra esta temporada, haremos algo diferente.) 

Claudius: No moriré en las manos de un fucking esclavo.

Spartacus: Soy un hombre libre.

– Spartacus golpea y hiere con su espada a Claudius –

Spartacus: Los romanos finalmente aprendieron su lugar frente a nosotros.

– Claudius Gaius Glaber, arrodillado delante de Spartacus –

Spartacus: ¡Arrodillados!

Claudius: No han ganado nada. Roma mandará legiones. Y pronto caerán en un merecido final.

Spartacus: Tal vez pero aún no es ese día.

– Spartacus levanta su espada y antes de matar a Claudius, vienen a el imágenes de su amada esposa y todo lo que paso por culpa de Gaius. Cuando estas imágenes terminan, Spartacus clava su espada en la boca de Claudius Gaius Glaber –

– Spartacus se voltea, mira a los rebeldes y es el momento del discurso triunfador del Líder –

Spartacus: Dejemos que Roma mande sus legiones. Nos enfrentaremos a ellos. Y veremos a todos seguir a Glaber a la muerte.

– Todos aclaman a Spartacus vitoreando su nombre – 

– Spartacus se acerca a Crixus y le dice: “Ahora seremos un ejercito”, Crixus lo mira sorprendió y sonríe. –

La escena finaliza con todos los rebeldes gritando a una sola voz:

¡SPARTACUS! ¡SPARTACUS! ¡SPARTACUS!

Nota: Este resumen esta redactado al estilo de SinSentYDo. Si quieres dar tu opinión ya sabes que hacer.

[Vía: Facebook Oficial de Spartacus]

Síguenos en Facebook y Google+.

Anuncios

2 comentarios en “SPARTACUS – VENGEANCE: Wrath of the Gods

Escribe un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s