SPARTACUS – Vengeance: Empty Hands

Empty Hands. Naevia por fin es liberada de las minas, pero Crixus fue atrapado por Ashur y llevado con su nuevo “Dominus”, Claudius. Mientras dentro de los planes de Glaber es llevar a los prisioneros a morir en la arena delante de todo Capua, un pueblo que una vez aplaudió sus victorias ahora pedirán su muerte.

Los soldados que atraparon a Crixus siguen buscando a Spartacus, Mira, Naevia, Nasir y otros gladiadores que habían escapado de las minas. Entre los árboles se libra una batalla entre los soldados romanos y los rebeldes, notando como los soldados de Claudius se encuentran mejor entrenados que aquellos que resguardaban la casa de Batiatus; la batalla termina teniendo como ganadores a Spartacus y sus rebeldes. Mientras los soldados que siguen a Spartacus cada ves aumentan en número, Ashur esta con ellos describiendo como y por donde pueden estar huyendo los rebeldes. 

En la casa de Batiatus las miradas cómplices entre Ilithya y Varinius continúan, Claudius parece no darse cuenta pero siente algo raro entre ellos, mientras su suegro lo trata con desprecio mirándolo como si no fuera lo suficientemente bueno para su hermosa hija. Cuando de pronto llegan los soldados romanos con los gladiadores que han sido capturados, Claudius va rápidamente pero no encuentra a Spartacus entre los rebeldes capturados. Fueron en total tres los capturados, entre ellos Crixus, que ahora residen en las carceletas que antes ellos habitaban, alli junto encuentran a Oenomaus quien se encuentra con un gran penar al enterarse que su fallecida esposa le habia sido infiel con su hermano Gannicus.

De pronto en el bosque los soldados sorprenden a Spartacus, quien logra derrotar a todos pero con bajas, el buen Nasir es herido de muerte al tratar de salvar a Mira, mientras Naevia solo mira como Nasir cae desangrándose en el oscuro suelo del bosque.

Una reunión “especial” se celebra en la casa de Batiatus, previa a la ejecución de los gladiadores rebeldes capturados y para apaciguar las relaciones entre Claudius y Varinius. Lucrecia es la encargada, como “Mensajera de los Dioses, de elegir quien de los cuatro rebeldes capturados será el “entretenimiento” de la noche y ella se detiene delante de Crixus pero elige a otro de los rebeldes. Todos los invitados se entretienen dandole cortes en su cuerpo al rebelde capturado. Varinius pide a Seppia, quien se habia mostrado contenta con la idea de ser esposa de Varinius, que se atrava a realizar un corte al rebelde, pero ella no se atrebe; Ilithya toma la espada y mata al rebelde lo cual atrae la mirada de todos y en especial de Varinius.

En los bosques dos de los rebeldes deciden dividirse de Spartacus pues creen que Naevia y Mira los retrasan mucho; Naevia indica como cerrar la grave herida que tiene Nasir a Spartacus pero si lo hacian corrian el riesgo de ser descubiertos por los soldados, asi que cierran la herida de Nasir rapidamente con fuego, y Spartacus le dice que esa será su marca y que ahora pertenia a la hermandad.

En un lugar apartado de la reunión Ilithya se “declara” ante Varinius, y este cae ante la tentación diciéndole que el esta encantado de casarse con ella, siempre y cuando el padre de Ilithya rompa el matrimonio entre ella y Claudius. Ilithya ve cumplida su meta y va en busca de su padre con una amplia sonrisa en su rostro, pero lo encuentra en una posición un tanto incomoda y muy… “cercana” con Lucrecia.

Ilithya espera a Lucrecia y la intimida, pero Lucrecia le hace saber que conoce sus planes de disolver su matrimonio con Claudius y ella le ayudaría a hacerlo como mensajera de los Dioses y ahora que es muy… muy… “cercana” a su padre. Varinius se despide de la reunion entrelazando miradas cómplices con Ilithya quien aun mantiene una sonrisa muy coqueta al despedir a su futuro esposo.

Ashur y los soldados romanos encuentran a Spartacus, pero no es tan facil de doblegar como los romanos creian; Ashur al ver que Spartacus no se rendia decide largarse de allí y para eso decide matar al teniente pues este no se queria retirar.

Y al final del bosque se encuentra un exhausto Spartacus junto con Mira, Nevia y un moribundo Nasir, pero escuchan llegar a unos soldados, Spartacus pide que Mira se valla con Naevia y Nasir mientras el peleaba con los soldados, pero Mira no hace caso y se queda con él. Grande es la sorpresa y la tranqilidad al ver llegar a Agron con los rebeldes que habian ido a otra ciudad y aparecer entre los árboles.

CC: Empty Hands es un capítulo que trae consigo grandes sorpresas, pues Crixus no estaba muerto como se pensaba y los soldados romanos de Claudius son un poco más fuertes que los anteriores soldados que habíamos visto en Spartacus: Blood and Sand. También se vuelven a vivir las lujuriosas fiestas en la casa de Batiatus, y el buen Cossiutus regresa a la serie después de haberlo visto en Spartacus: Gods of the Arena. El lazo entre Spartacus y Mira se establece aun más fuerte que nunca, mientras un nuevo romance parece nacer entre Agron y Nassir. En el siguiente capítulo veremos como los rebeldes capturados regresan a la arena para morir con algo de “honor”. ¿Qué sucederá en el siguiente capítulo? ¿Cual sera el final de Crixus y los rebeldes capturados? ¿Ilithya verá terminado su matrimonio con Claudius?

Nota: Este resumen y crítica estan redactados al estilo de SinSentYDo. Si quieres dar tu opinión ya sabes que hacer. 😉

[Resumen del Quinto Episodio de Spartacus – Vengeance: Libertus]

Anuncios

2 comentarios en “SPARTACUS – Vengeance: Empty Hands

Escribe un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s